lunes, 17 de noviembre de 2008

Mujeres: Seres para otros

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito


Desde el 28 de mayo hasta el 25 de noviembre se lleva a cabo la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. A días del cierre de la Campaña 2008, queremos compartir artículos que refieren no sólo a la campaña, sino a las diferentes temáticas que se tejen en torno a ella Este es el primer artículo de una serie más amplia, en el que intentamos mostrar otras miradas y perspectivas de estas temáticas.


“MUJERES: “SERES PARA OTROS

Maria Isabel Tolaba

Grupo Pensar el Género

La maternidad como parte de la identidad femenina es social, en tanto es emergente de la propia cultura y de los modelos sociales aprendidos, que nos dictan como debemos hacer, actuar y pensar, de acuerdo a las diferencias de roles a asumir por varones y mujeres.


Según este modelo, la feminidad se refuerza en el papel de la maternidad y con ella aprendemos que las mujeres somos “seres para otros”, nuestra realización se logra a través de la realización del otro, nuestro deseo se realiza en el deseo del otro, es decir en el deseo de nuestros hijos, maridos, padres, de este modo todas las mujeres por el solo hecho de serlo son madres y esposas. Desde el nacimiento y aun desde antes, las mujeres forman parte de una historia que las conforma como madres y esposas.


Por los mandatos instituidos las mujeres aprendemos que no poseemos un lugar social y por lo tanto no poseemos una autonomía sexual, ya que si nosotras como mujeres buscamos esta autonomía chocamos fuertemente con la sociedad, porque en ella se reproduce el lugar subordinado para la mujer el de “ser para otros”, ya que somos en tanto somos madres.


De esta manera el varón como la mujer en la sociedad se reconocen como sujetos diferentes, pero no equivalentes en derechos de autonomía y decisión. La diferencia sexual, así concebida posiciona lo productivo como jerarquizado por sobre lo reproductivo, entendiéndose la capacidad reproductiva de las mujeres como una obligación social y moral mas que como una opción.


El derecho que las mujeres tenemos a decidir sobre nuestros propios cuerpos, es una lucha que las mujeres iniciaron y sostienen como deseo de aspirar a una vida sin violencia y en libertad, defendiendo la posibilidad de elegir ser o no ser madres.


Asumir maternidades y paternidades voluntarias, supone la posibilidad de que hombres y mujeres escojamos en la medida de nuestros planes y posibilidades cuantos hijos deseamos tener y en que momento. Dar vida, esta relacionado con la posibilidad de construir un proyecto personal- tener un hijo/a- en relación con otros proyectos igualmente importantes. Ser madres es una decisión que se reafirma de manera permanente, que se toma cuando sentimos que estamos preparadas. Si esta decisión es libre, oportuna, e informada, se crean las mejores condiciones de salud, protección y bienestar para las mujeres y las criaturas por venir. Es injusto, inhumano e inmoral, exigir a las mujeres que sean madres, simplemente porque están dotadas de la capacidad biológica de concebir.


La maternidad se humaniza cuando es el resultado de una elección ética y no de una imposición. No se puede obligar a la abnegación y al sacrificio o sancionar jurídica o moralmente a una mujer, cuando evalúa en un contexto determinado su imposibilidad de hacer frente a una maternidad no planeada ni elegida.


“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, Aborto legal para no morir”



I FESTIVAL LATINOAMERICANO POR LOS DERECHOS, LA SALUD Y LA VIDA DE LAS MUJERES


1 comentario:

clau dijo...

está muy bueno Maria, como cuando hasta los mas progres dice, viste? está medio incompleta, si tuviera un hijo al menos....no? abrazos